sábado, 21 de diciembre de 2013

El suicidio homeopático y las precauciones de la Aromaterapia

Hace unos días escribía la entrada “La homeopatía se cura leyendo…” y hoy quería compartir con vosotros una noticia que me pareció muy interesante: El suicidio homeopático.

Sí, sí. Un grupo de personas compra gran cantidad de un producto homeopático y toma una “sobre dosis”. Y, oh, milagro, ¡siguen vivos! Esta iniciativa se llevó a cabo para demostrar la ineficacia de la homeopatía, puesto que si fuera eficaz, al tomar una sobredosis, debería producir algún mal…

Muy visual, si más no. Pero cuidado. Ante la homeopatía podríamos decir: dejadme gastar en lo que quiera que total, esas bolitas de azúcar mal no me van a hacer, y si me estoy autoengañando, pues… es mi decisión.

Pero no sucede igual con todas las terapias o medicinas complementarias o tradicionales. Recordemos las precauciones ante el uso de los aceites esenciales.

Si te encuentras mal: al médico. No hay más duda. Y si decides utilizar productos de aromaterapia házselo saber. Si tomas medicación, habla con él o con tu farmacéutico. Y compra SIEMPRE productos ya preparados, de farmacéuticas de confianza y que los aceites sean quimiotipados. A partir de aquí: la aromaterapia no es una medicina oficial, los aceites nos son medicamentos y no hay evidencia científica. Los aceites esenciales nos ayudarán a sentirnos mejor, nos acompañarán y nos ayudarán con pequeños problemillas (picadura de mosquito, malestar…) ESTE BLOG NO PRETENDE SER TU MÉDICO. Solo comparto mis experiencias y propuestas bibliográficas. TÚ ERES EL ÚNICO RESPONSABLE DE TU SALUD. Y si decides probar la aromaterapia lo debes hacer respetando las precauciones de empleo y responsabilizándote de posibles efectos no deseados. Así que, CONSEJO: antes de probar, ¡aprovecha y disfruta de algún cursillo! 


Los aceites esenciales no son inocuos. Mal utilizados pueden ser peligrosos:

-Los aceites esenciales nunca se deben inyectar vía intramuscular o intravenosa.
-Algunos aceites son neurotóxicos, no se deben oler durante mucho rato.
-NUNCA se usarán en embarazadas, mujeres lactantes, niños o ancianos si no tenemos conocimientos adecuados sobre dichos aceites o el consejo de un aromaterapeuta.
-Como algunos aceites tienen efecto hormonal atención a su uso en pacientes con cáncer, inmunodeprimidos, durante la menstruación, si se toman anticonceptivos o se tienen problemas hormonales…
-Hay aceites fotosensibles, no tomar el sol después de su uso.
-Otros son irritantes y se deben utilizar siempre diluidos.
-Al ser productos químicos podrían hacer interacción con otros medicamentos y tratamientos, es necesario que supervise su utilización un especialista en el tema.
-No se utilizarán en el ojo o el conducto auditivo y para las mucosas bucales o ano-genitales siempre diluido y habiendo consultado antes a vuestro médico.

¿Dudas? Normal. Algunas ideas para saber más:






Estudios científicos:


No olvides que la evidencia científica se afirma cuando hay suficiente número de estudios, parece que  de momento esto no es así (podéis consultar COCHRANE), pero eso no quiere decir que no haya gran cantidad de estudios que prueban la efectividad de las moléculas que componen los aceites esenciales, así como la evidencia clínica, la propia experiencia, la experiencia de uso tradicional... 

¡Sigamos disfrutando de los aromas y sigamos investigando!



1 comentario:

  1. He dado un vistazo a tu blog y me ha encantado, me quedo por aquí si me lo permites. Te invito a que visites el mio http://elrincondenaroa.blogspot.com/ saludos desde Uruguay, Sudamerica

    ResponderEliminar